Blogia
Novela Conjunta

DEFINICIÓN DE LA TRAMA

DEFINICIÓN DE LA TRAMA

Como resultado de los cuestionarios resueltos y enviados, de los comentarios de muchos de vosotros en el blog, de los mensajes electrónicos recibidos por los más entusiastas del proyecto, y como resultado también del análisis de cada una de vuestras propuestas en pro del éxito y calidad del proyecto, la trama de la novela conjunta queda definida por los términos que siguen: 

1.- Los acontecimientos que cuenta Vladimir tienen lugar en la década de 1960, en concreto después de la crisis cubana de 1962. La década de los sesenta fue una década marcada por la Guerra Fría, conflicto internacional entre EEUU y la por entonces URSS como representantes del bloque capitalista y del bloque comunista respectivamente. Durante los años 1947 y 1991, tiempo que duró la Guerra Fría, el armamento nuclear se convirtió en la gran amenaza mundial.

2.- La edad de los cuatro protagonistas es de entre 35 y 45 años, dado que participaron en la 2ª Guerra Mundial. Hombres de estas edades que han pasado por experiencias tan duras como una guerra, la cárcel, el KGB o los GULAG, y que deciden cambiar el rumbo de sus vidas, tienen que tener, por fuerza, un carácter muy fuerte y una visión de la vida nada común. Por las edades y experiencias, la perspectiva de que los cuatro están viviendo una aventura crepuscular es la opción más apropiada para plantear toda la trama.

3.- Desde el desértico barco en que viajan los cuatro protagonistas se ve una playa, y esta playa por el calor que se describe en muchos de los microrrelatos podría ser Playa Girón también conocida por Bahía de los Cochinos, lugar de la costa cubana en el que en abril de 1961 EEUU intentó una invasión para acabar con el gobierno de Fidel Castro afín a los ideales marxistas.

4.- El barco no se dirigía a Dinamarca sino a la península de Kamchatka, en el extremo oriental de Rusia, lugar que durante la Guerra Fría los soviéticos utilizaban como blanco de pruebas nucleares y que por esto mismo parece el sitio más apropiado para ocultar una poderosa arma.

5.- La desaparición de los tripulantes del barco se produjo por obra del alienígena: con sus poderes los transportó a una isla deshabitada del océano índico.

6.- De los cuatro protagonistas sólo Dimitri tiene mujer e hijos. La familia del resto de los protagonistas es intrascendente salvo por la mención que hace María Díaz De Cerio de la madre de Abel en el XIXº microrrelato.

7.- El alienígena es pequeño, es informe y puede adoptar distintas formas. Su voz suena a lejana voz en off.

8.- La amenaza que se cierne sobre el mundo y con la que nuestros protagonistas quieren acabar, son unas poderosísimas armas nucleares que el gobierno soviético guarda en la península de Kamchatka y que pretende hacer explotar a un mes de la salida en barco de Murmansk de nuestros protagonistas (relato de Piedras que se mueven), sobre territorio norteamericano. La explosión de estas armas provocaría la respuesta nuclear de EEUU y de sus aliados, sumiendo así al planeta en una 3ª y definitiva Guerra Mundial que acabaría con la especie humana.

9.- El alienígena ayudará a evitar la catástrofe con las piedras con las que sueña Abel, piedras compuestas de un extraño mineral que anula los efectos de las armas nucleares. Para lograr anular los efectos de las armas bastará con que el alienígena active los compuestos minerales de las piedras y que él mismo los arroje sobre la península de Kamchatka.

10.- Finalmente los cuatro protagonistas logran acabar con la amenaza.

Muchas gracias a quienes habéis participado en la definición de la trama.

Por favor, colgad en el blog, como comentarios a esta entrada, las dudas u opiniones que os susciten estos diez puntos.  


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

20 comentarios

Julia Fdz. Tellechea -

Bien, sugiero que por el momento, nos limitemos a trabajar lo dispuesto. Cuando a mediados de agosto tenga todos los nuevos microrrelatos y lo scuelgue en el blog podremos decidir entre todos las mejoras que añadir. Pero, insisto, por el momento es mejor no complicar más la trama, concentremonos en lo que tenermos ya consesuado, que es sencillo, si logramos materializarlo en nuevos microrrelatos, ya empezaremos de nuevo...

María, veo que a todos os ronda las intenciones del alienígena. Pura generosidad, en principio, de esto se encarga Esther, pero he llegado a un acuerdo con ella, puede incluir las dudas de los cuatro protagonistas sobre que estas sean las auténticas intenciones del alienígena, en otros microrrelatos. Vosotros también podéis hacer lo mismo.

Limitemosno, por el momento, a lo ya definido y consesuado. Escribid sobre lo hablado y no os enredéis en más ideas.

Tenemos que avanzar, si quiera poco a poco!!

María Díaz de Cerio -

Otra cosa, sugiero que cambiemos como influyen las piedras para detener la 3ª guerra mundial ya que si el alien ha hecho el viaje solo por las piedras y luego las tiene que tirar de nuevo sobre Kamchatka o es muy muy generoso o... Tal vez sea yo la que no haya cogido la idea

María Díaz de Cerio -

La idea de Ricardo de que una de las piedras haya caído en manos de los rusos me parece genial, nos proporcionaría una buena excusa para que desde un principio trabajasen juntos el alienígena y los protagonistas (yo personalmente no empezaría a trabajar con un alienígena que acaba de hacer que toda la tripulación del barco desaparezca por amor al arte, necesitaria algún aliciente más por mucho que el alien me jurase y perjurase que es bueno) Pero en vez de poner una quinta piedra propongo que se hayan llevado las del pueblo de Abel porque hayan descubierto la gran capacidad energética que tienen, más que nada por complicarles la existencia un poco más a los protagonistas y ya de paso mataríamos dos pájaros de un tiro, recuperación de las piedras y fin de la amenaza mundial

Esther -

A mi tambíen me gusta Galak

Julia Fdz. Tellechea -

Mikel, me has hecho reir. Pues sí lo manda a tomar... viento fresco. Pero lo de "Playa Girón", por el momento, "podría ser"... Veamos qué necesario resulta dar nombre a esa tierra calurosa en la que encallan, y en esto como en todo sois vosotros los que tenéis la última palabra: si nadie le necesita en ninguno de sus microrrelatos ponerle nombre, pues ciao!, problema resuelto!

Ricardo, agradezco tus fantasías, pero me parecen que sí, lo liaría más y además tarde. Mikel tiene razón, es mejor limitar lo máximo la presencia de alienígenas. Ah, "Galak" me gusta.

Iván, si te encargas tú de tratar ese transito en su comunicación, de acuerdo, inténtalo. Pero me parece una aventura muy arriesgada para embarcar a todos... una dificultad muy fuerte.

Mikel -

He estado revisando la geografia de éste nuestro planeta y quizá no he entendido bien la trama, pero: ¿No os parece un poco exagerado que salgan de Murmansk en barco hacia Kamchatka y acaben en la playa Giron para luego volver a la península? Yo pensaba que el alienígena anónimo desviaba el barco de su trayectoria, no que lo mandaba a tomar... No sé que os parece.
Espero que estéis disfrutando del verano. Un saludo.

Mikel -

Hola Ricardo, la idea me recuerda demasiado a la peli "El quinto elemento". Personalmente prefiero que los alienigenas aparezcan lo menos posible, pero eso ya es custión de gustos.

Ricardo Riera -

Ahora mismo se me ocurre algo que (aparentemente) podría enredarnos la vida pero que sería interesante en mi opinión. Verán, el asunto de las piedras (que originalmente no había concebido como algo tan "material") podría resolverse desde la perspectiva de un "artefacto". Es decir: las piedras de las que habla abel son, en realidad, cuatro (por poner un número) partes de un artefacto alienígena que cayó por accidente en la Tierra. Exiet una quinta parte de este artefacto que cayó en las manos de unos científicos de la URSS, y que está siendo usado para elaborar bombas nucleares, eso sí, a un nivel mucho mayor del que podemos imaginar.

La verdadera amenaza para la tierra no es, ojo, dicho armamento nuclear, sino el temor que ha despertado en la raza alienígena el hallazgo por parte de los terrestres de esta nueva arma. Si los protagonistas no encuentran las piedras y vuelven a unir dicho artefacto, entonces la raza de Galak (mi propuesta de nombre para el alienígena) destruriá la Tierra y a todos sus habitantes.

¿Todo esto por qué? Porque otorgarle una perspectiva tan "científica" al asunto de las piedras (compuestos minerales y todo esto) no es algo que particularmente me emocione. Ignoro que opinarán los demás de esto, pero un acercamiento más "místico" (vaya que estoy poniendo comillas a todo) me parece más atractivo.

Ivan Mazón -

Se puede aunar perfectamente que en un principio el ser tome conbtacto con ellos por medio de las burbujas de pensamiento y luego pueda ya hablar con ellos despues de esa toma de contacto.

Julia Fdz. Tellechea -

He introducido un cambio en la definición de la trama. Se trata de la manera con la que se comunica el alienígena. La idea de María Díaz de Cerio de que no hable sino que induzca pensamientos e imágenes, me parece buenísimas, pero tras el arrebato me he convencido de que sería algo realmente complicado. De manera que el Alienígena puede hablar y que lo hace con una voz hueca.
Lamento la duda.

Julia Fdz. Tellechea -

Esther, a veces uno cree en lo que quiere. Hay cosas más increibles por las que tenemos una fe grandísima. Ánimo con el microrrelato, verás que al final acabas por convencerte de que aunque sea los extraterrestres pueden ser así de generosos!

esther -

Lo acepto. ¿su naturaleza generosa?. Vale. Para mi ese motivo no es muy creíble, pero si tu lo dices...Te lo mandaré en cuanto pueda escribirlo.

Julia Fdz. Tellechea -

Segunda cuestión: Esther, tengo que hacerte una petición. Me gustaría que fueras tu quien escribiera el microrrelato en el que se explican las motivaciones del alienígena. Eso sí, te marco ya cuál es la motivación: su simple naturaleza generosa. Por favor, acepta el encargo.

Julia Fdz. Tellechea -

Primer asunto: evidentemente la familia es algo importantísimo, trascendente, pero ahora, para la novela, entiendo que no: Si en la novela nos empeñamos a hacer referencia a las familias de cada uno de los protagonistas, podemos acabar por volvernos locos. Sí, tienen familia, pero no la mencionaremos, no introduciremos más ruido en una trama ya de por sí bastante ruidosa.

¿Por qué Dimitri sí? Porque Pilar Martinez Arce tiene un microrrelato en el que ahonda un poco en el carácter del más rudo de los cuatro protagonistas.

Esther, no te preocupes por disentir, este es tu deber. Para ser escritor es necesario una mirada crítica, y tu demuestras con estos comentarios que la tienes.

Pero insisto, y conste que me encantaría poder atender a las familias de los protagonistas y hacer de toda esta trama una novela más larga y densa. Pero, no puede ser, es una novela hecha de pequeñas pero intensas impresiones.

Pilar Martínez Arce -

Esther: Vladimir y compañía han sido agentes del KGB, quiere decir que su formación de niños y jóvenes por necesidad ha sido de revolucionarios.La fidelidad al régimen y a las consignas es lo principal.Un padre y una madre no son nadie si hacen o dicen algo de lo que otro puede deducir que son capitalistas y por tanto enemigos de la URSS.Como bien sabes, en la época de Stalin, fueron muy frecuentes las denuncias de padres a hijos y de hijos a padres.La familia no era por tanto intrascendente porque podía ser mortal.
Luego, si a estos tipos los casamos primero y después andan por ahí sueltos en barcos evitando guerras y en situaciones límite,van a salir mal paradas sus mujeres, seguro, y a lo mejor ellos también. Me parece que en el contexto de la novela, la idea de familia que podemos tener los autores, no es para nada verosímil.

Esther -

Perdón por discrepar tanto pero no comparto que la familia de los demás protagonistas sea un asunto intrascendente, ya que para nadie, la familia es un asunto intrascendente. Aunque sea una novela de ficción, no podemos olvidar, a la hora de perfilar la historia y los personajes, los puntos neurálgicos de la vida de cualquier persona en la realidad.

Esther -

¿Qué gana el alienígena ayudando a evitar la IIIGM ? ¿Lo hace de buena fe?¿porque es un alienígena bueno?
No se, creo que tendriamos que cear un interés que moviera al alienígena. Desgraciadamenta, en esta vida casi todo es así

Julia Fdz. Tellechea -

Ah, no obstante y dado que a lo mejor la redacción de las primeras palabras del punto primero ("los acontecimientos novelados") podían llevar a confusión las he cambiado por "los acontecimientos que cuenta Vladimir".

Julia Fdz. Tellechea -

Pilar, en principio Vladimir relata los acontecimientos desde el siglo XXI de manera que tiene entre 75 y 85 años. Creo que no es necesario complicarlo más y que son unas buenas edades para el tono melancólico de los microrrelatos. Además puede ser un testimonio oportuno, justificado por la escisión actual del mundo.
Lo de crepuscular fue una apreciación genial de Iván Mazón. Pero creo que exagera, coqueta, en eso de crepuscular.

Pilar Martínez -

No sé si es que no leo bien, pero no termino de entender una cosa. Los acontecimientos tienen lugar en la década de los sesenta,¿cual es la fecha en la que esos acontecimientos se narran?,¿unos años despues?,¿en los 90?.Julia, me ha hecho gracia lo de la aventura crepuscular, para algunos de nosotros sí que va a ser una aventura crepuscular pero de verdad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres